Dolor por la muerte de “Polo” Román

El cafayateño Eduardo “Polo” Román, mítico integrante del grupo Los Chalchaleros, falleció en Mar del Plata a la edad de 83 años.

Según confirmaron fuentes de su grupo familiar, el bombisto del legendario grupo folclórico ocurrió después de que se agravara su estado de salud por una enfermedad. El instrumentista nacido en Cafayate, Salta, el 7 de marzo de 1937 hacía décadas que residía en esta ciudad y llevaba tiempo internado sin poder recuperarse.

La muerte de Román es la segunda de un “chalchalero” ocurrida este año, ya que el 17 de enero falleció Juan Carlos Saravia a los 89 años.

Reconocido en todos los ámbitos del folklore, un ámbito que no dejó jamás ya que hasta el año pasado continuaba haciendo algunas presentaciones, Román se transformó en un ícono y representante de la época de oro de ese género.

“Polo” debutó en Los Chalchaleros el 6 de enero de 1966 justamente en la ciudad que eligió para vivir en reemplazo de Víctor Zambrano, uno de los fundadores del grupo. Desde entonces nunca más dejó de ser un “chalchalero” y la formación durante años fue la de Juan Carlos Saravia, Ernesto Cabeza, “Pancho” Figueroa y “Polo” Román. Incluso lo hizo hasta el retiro del grupo, en 2002.

Para entonces ya Facundo Saravia llevaba casi dos décadas en el grupo tras ocupar el sitio del fallecido Cabeza.

Román comenzó como bombisto y cantante en Los Puesteros de Yatasto (grupo que tuvo la mirada de Gustavo “Cuchi” Leguizamón). Pero se incorporó al cuarteto surgido en 1948 en 1966 para el registro del disco “En esta zamba ausente” en reemplazo de Víctor Zambrano.

La formación inicial también tenía como miembros a Carlos Franco Sosa, Aldo Saravia y su primo Juan Carlos Saravia pero luego, con el ingreso de “Polo”, también llegaron a la banda salteña Ernesto Cabeza y “Pancho” Figueroa.

Con otros cambios debido al deceso del rionegrino Cabeza que en 1980 motivó la llegada de Facundo Saravia al conjunto, Polo se mantuvo como un pilar rítmico de la tradicional propuesta de Los Chalchaleros.

En 2014, a 12 años del largo adiós del popular conjunto, Román y Figueroa decidieron recrear aquella leyenda con el disco y espectáculo “Se va la segunda”.

“Cuando nos despedimos en el 2002 con los Chalcha mi tristeza fue muy grande, me faltaba algo y es por eso que había decidido seguir con un espectáculo recordando su historia, pero por esas cosas que tiene la vida nos encontramos con Pancho (Figueroa) en Mar del Plata, donde resido, y después de algunas charlas dijimos ‘¿por qué no?’”, dijo entonces Román a la agencia Télam.

“Andábamos por las calles y la gente nos preguntaba ‘¿por qué se fueron? y eso nos terminó por convencer para regresar haciendo algo bien criollito, con guitarra, bombo y dos voces”, completó “Polo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *