Llevaban más de 4 mil kilos de hojas de coca oculta con cajones de verduras. Los atraparon por un llamado anónimo

El juez federal de Garantías Julio Bavio hizo lugar a la imputación presentada por el fiscal general Eduardo José Villalba, de la Unidad Fiscal Salta, en contra de dos hombres por el delito de transporte de materia prima para la elaboración de estupefacientes.

El fiscal expuso ante el magistrado la teoría por la que la fiscalía investiga a los ahora imputados, quienes fueron detenidos el martes pasado, alrededor de las 3.30, en la ruta 16, kilómetro 605, a la altura de la localidad de Joaquín V. González, al sur provincial. Al respecto, explicó que los acusados transportaban 4.147 kilos de hojas de coca, que pretendían llevar hasta el partido de Pilar, en la provincia de Buenos Aires. Lo hacían en un camión Mercedes Benz con acoplado, en el que también transportaban 16 bultos de medias, uno de cierres y tres con frascos de medicina natural. Para evitar ser descubiertos, además de realizar el viaje de noche, llevaban las hojas de coca -distribuida en 182 bultos-, camufladas entre cajones de verdura.

La información a la que accedió NORTE YA indica que la coca pasaba por Bermejo, era acopiada en Orán y Colonia Santa Rosa, donde cargaban la verdura.

Villalba indicó que un llamado anónimo a la policía de la provincia permitió conocer la ruta de la carga ilegal, como así también las correspondientes medidas investigativas que derivaron en la detención de los acusados y el secuestro de las cuatro toneladas de hojas de coca. Sobre el procedimiento sostuvo que al ser detenido el camión para su requisa, tanto G., chofer, como F., ayudante, mostraron signos de nerviosismo e incurrieron en contradicciones respecto al destino de las hojas de coca.

El fiscal general calificó el hecho como grave, ya que se trata de un secuestro inédito en la provincia, en lo que respecta a hojas de coca, como así también resaltó que “surge evidente la necesidad de investigar si la carga, en realidad, tenía como destino ser utilizada como materia prima para la elaboración de estupefacientes”. No obstante, planteó de manera subsidiaria el delito de encubrimiento de contrabando, contemplado en el artículo 864 del Código Aduanero.

Se solicitó desde la fiscalía la prisión preventiva de los dos acusados, atento a la gravedad del hecho, el riesgo de fuga y de entorpecimiento procesal, como así también resaltó que la investigación se encuentra en su etapa inicial.

El juez aceptó la calificación penal requerida por la fiscalía, pero rechazó la prisión preventiva en vista de que no vislumbra elementos que hagan presumir que los acusados sean integrantes de una organización delictiva mucho más compleja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *